Oraciones de la Santa Muerte para un amarre efectivo: Quién es la Santa Muerte y legalización del culto a la Santa Muerte

El poder de la Santa Muerte es tan grande que la Santa Muerte tiene la capacidad de atar y controlar a quien quieras, sin importar cuán lejos o cuán lejos esté, pero recuerda, esa persona siempre estará a tu lado. Comparte esta oración cuando se haga realidad para dar gracias a  la sagrada  muerte.

Si deseas conocer más acerca de las oraciones a la Santa Muerte, sigue leyendo este articulo.

TABLA DE CONTENIDO

Oraciones de la Santa Muerte para un amarre efectivo

«En el nombre de padre, hijo y Espíritu Santo, mi amado Dios está conmigo, y yo soy … (El nombre de la persona que adora) Jesucristo te derrotó, derrotando la cruz, derrota (el nombre del amado) al que fue derrotado por mí; en el nombre del Señor, si eres un animal feroz, manso como un cordero, manso como una flor de romero,  debes venir a mí.

Porque  comiste pan, y por los vocablos más fuertes que me diste, aguardare que vengas a mí para cumplir todo lo que me has brindado

Sagrada  muerte, te ruego que seas mi protector con dignidad, y me des esta bendita gracia, y todas mis oraciones por ti en mi vida.

Sagrada  Muerte, tú que caminas por el mundo, en calles, oficinas, callejones, casas, carreteras, donde sea que se halle  el espíritu, cuerpo y alma de (el nombre de tu ser querido),  tráemelo, tráemelo, tráemelo, tráemelo.

No lo dejes, no lo dejes dormir en la cama, comer en la mesa, sentarse en una silla, ni con amigas, novias, ni con mujeres, porque mi voz debe escuchar, debe sentir mis pasos, lleno de amor y  de desesperación deben venir a mí, déjame ser guiado por tu fuerza

El ánima de luz que ilumina las tinieblas del espíritu, te pido que ilumines el alma, cuerpo y espíritu de  (El nombre de un ser querido) para que me recuerde y todo lo que posea  me lo dé provocado por tus poderes

El  espíritu, cuerpo y alma de  (el nombre de la persona que amas), ven, porque te llamo, te hechizo, te mando, no ha de tener tranquilidad hasta que llegue vengas.

Te lo suplico por nuestro señor Jesucristo, así sea. AMEN, AMEN, AMEN

Quién es la Santa Muerte

La Santa Muerte, Santísima Muerte o Muerte es una personalidad muy conocida en México, simboliza la muerte y es asnto de culto. La Iglesia Católica, la Iglesia Bautista, la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Metodista, la Iglesia Anglicana y otras iglesias rechazaron y condenaron su respeto, basándose  en que era satánico.

Algunos cristianos (incluidos los católicos) se oponen a la obtención del título de santidad porque carece de las características tradicionales para aceptarlo. Cabe resalta que los collares se pueden pedir prestados (excepto los Arcángeles, solo los humanos pueden obtener el título de santidad). Los santos viven una vida de heroísmo  ejerciendo las virtudes cristianas, logrando un estado de sacramental y de amistad con Dios,  porque la muerte de la mayoría de los cristianos es una condición, no un ente personificada, ni personalizantes, esto lleva a que cualquier intento de mistificarlo sea considerado pecado de idolatría.

Desde 2005, en México, el culto que promueve la Santa Muerte ha cancelado su registro constitucional por parte de la Secretaría de Gobernación de México (SEGOB) porque su culto «se desvía severamente del propósito establecido en la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público de México»

Legalización del culto a la Santa Muerte

Durante el año 2000, la Iglesia Católica Tradicionalista Mexicana Americana (ISCAT Mex-USA) solicitó formalmente el registro ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB), y el culto a la «muerte» no fue mencionado en esta solicitud.

El registro fue aprobado el 4 de abril de 2003, y el uso de imágenes de la muerte comenzó a mostrar un crecimiento considerable en su existencia en los medios de comunicación de todo el país, la imagen de la muerte fue declarada sublime en una fecha posterior a la obtención del registro el 15 de agosto de 2003.​

​Durante su visita a México en 2016, el Papa católico Francisco, condena la devoción a la Santa Muerte, argumentando que “demasiadas personas se sienten atraídas por el poder del vacío del mundo, levantan quimeras y visten su aterrador símbolo para comercializar la muerte».

Cómo pedir por amor a la Santa Muerte

«Mi Santísima Muerte Querida, Mi Patrona Adorada,

Muchas gracias por todo lo que has hecho por mí y seguirás haciendo por mí, te pido, además de tu cariño, también me traes el amor de(el nombre de la persona que quieres). Te pido que hagas sentir (el nombre de la persona que quieres) y admitas que su vida nunca sería feliz sin mí. Te pido que no deje de  pensar en mí, encontrarme, amarme, quererme, amarme, y serme fiel, leal, en cada momento, hoy y siempre, como cada minuto de mí, soy leal y fiel a ti, Niña Blanca Querida, Niña Roja Adorada de mi corazón.

Deje que la mente y el corazón de (el nombre de la persona que desee) sean solo míos,  y entre mí,  que no puede ver la belleza en nadie, la tentación y el encanto.

Esta es mi petición, Santísima Muerte de mi vida, dame absoluta lealtad

Que así sea, con tu bendición. Quédate conmigo y tenme siempre contigo.»

Antes de orar y pedir, enciende una vela roja, tres inciensos de sándalo y un cigarrillo, y luego ofrécelos a la Niña Huesuda, así como dulces, pan, un vaso de agua, un vaso de tequila y unas Flores rojas.

Novena a la Santa Muerte

«Las ceremonias religiosas generalmente pueden ayudarnos a lograr la paz y brindarnos todo lo que deseamos. Cada oración de muerte santa que compartimos contigo es muy poderosa, pero siguen pidiéndonos que hablemos de la Novena sobre la muerte santa, porque aunque no lo creas puede ser un buen complemento para que puedas encontrar el equilibrio y dar un poderoso mensaje, la niña te responderá

Querido muerte, quédate conmigo en las buenas y en las malas. Me arrodillo frente a ti y dejo que intercedas por mí ante Dios y logres conseguir los favores que tanto necesito (pide el favores aquí), y en ti con tu ayuda misericordiosa, el padre eterno y la salvador se reflejan en mi vida.

Soy tu fiel creyente, mi querida niña blanca de mi corazón, te lo prometo, rezaré la Novena durante 9 días, y con toda tu gloria, me apoyarás en la  realización de este sueño. Hablo de lo hermosa que eres todos los días. Aunque la gente quiera que dude, quiero decirte que nada ni  nadie me harán dudar de mi fe.

Sé que con tu gracia y la gracia de Dios, todo lo que tengo aspiraciones, deseos y necesidades existirá en mi vida. Cosecharé cosas nuevas y todo el amor que me des, y trataré de compensarlo con mis vecinos. Gracias querida niña blanca por ayudarme con esto, sé que has escuchado mi discurso y tu intervención ha cambiado mi vida».

Esperamos que este contenido haya sido de tu agrado.
¡Gracias por visitarnos!


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web: