Examen de conciencia para niños en la confesión: Qué es la confesión, qué es el examen de conciencia y más

Para poder realizar el sacramento de la confesión es importante que los niños realicen el Examen de Conciencia para niños en la confesión. Descubre con nosotros en este post toda la información que necesitas saber sobre este tema.

Aquí te explicaremos desde el inicio empezando por lo que significa la consciencia y la confesión. Así como también cómo debe llevarse este examen y el análisis de los mandamientos de Dios que serán indispensables para estudiar la consciencia de los niños.

TABLA DE CONTENIDO

¿Qué es la confesión?                     

Se conoce la confesión como el acto de declarar o admitir algo que solo es sabido por la persona que confiesa. Es una acción que puede ser tanto voluntaria como forzada.

En la religión católica, la confesión forma parte de los hechos sacramentales de la iglesia. El sacramento de la confesión también es conocida como reconciliación, el mismo consta de un ritual.

En  el ritual del sacramento de la confesión la persona exhibe los pecados que ha cometido ante un sacerdote. Esta autoridad tiene la responsabilidad de otorgar la absolución de dichos pecados mediante la asignación de una penitencia.

Este acto es necesario para poder realizar la Eucaristía, esto es porque cuando la persona se encuentra absuelta de los pecados pasa a estar en estado de gracia con Dios.        

¿Qué es la conciencia?                    

La conciencia se define como la cualidad que tienen los humanos de reconocerse como personas, de comprender y percibir su existencia y la de su alrededor. Así pues, la conciencia se vincula con la dinámica mental que abarca la comprensión de los sentidos de parte de su poseedor.

En este sentido, una persona que se considera consciente hace referencia a quien está al tanto de lo que pasa consigo mismo y comprende su entorno. Mientras que por otro lado, las personas inconscientes son aquellas que no son capaces de percibir lo que le pasa ni lo que pasa en su alrededor.

¿Qué es el examen de conciencia?          

En la teología católica se hace referencia a un estudio o análisis llamado examen de conciencia. Este se basa en el hecho recordar los pecados cometidos como requisitos para poder llevar a cabo el sacramento de la penitencia.      

El examen de conciencia es una necesidad para poder confesar los pecados, este acto fue declarado en la sesión 14, capítulo V del Concilio Tridentino. En este se expone textualmente que los penitentes deben dar a conocer todos pecados mortales de los que posea conciencia para luego llevar a cabo un análisis de los mismos.

De igual forma, en el Código de Derecho Canónico en el canon 901 se da conocimiento de este acto. Expone que los pecados que se cometan luego del bautismo deben ser descubiertos en la iglesia y perdonados.

¿Cómo llevar a cabo el examen de conciencia a niños?

Para llevar el examen de conciencia a niños se amerita que los mismos den respuesta a una serie de preguntas que pondrán a prueba su cumplimiento de los 10 mandamientos dados por Dios.

Las preguntas se responden de forma personal, no a viva voz. Un ejemplo de examen de conciencia aplicado a niños es el siguiente:

  • ¿Oro a Dios antes y después de dormir? ¿Doy mi visita a la casa del señor o en el oratorio? ¿Ofrezco a mi señor mis preocupaciones? ¿Tengo como propósito mi mejora diaria?
  • ¿He realizado un juramento sin necesidad o falso? ¿He pronunciado palabras negativas que acusen a Dios, los santos y la Virgen?
  • ¿Asisto a la iglesia en los días de precepto y cada día domingo? ¿Me disgusto, no presto atención o hablo durante mi visita a la iglesia?
  • ¿Fuí desobediente a la palabra de mis padres y de mis profesores? ¿He sido irrespetuoso ante lo dicho por personas mayores? ¿No agredecí lo suficiente?
  • ¿He peleado con mis compañeros y hermanos? ¿He insultado? ¿Siento tristeza por sus victorias y siento alegría cuando ocurre algo negativo en sus vidas?
  • ¿Me he arrepentido luego de ofender a alguna persona? ¿He otorgado el perdón a quien ha sido ofensivo conmigo?
  • ¿Ofrezco mi ayuda en casa, en el colegio y a mis amigos?
  • ¿Pierdo mi concentración en el estudio? ¿Vi material del que no debo tener permiso?
  • ¿He tomado algo que no me pertenece? ¿Retorné aquello tomado que no es de mi propiedad? ¿He deteriorado algo por gusto?
  • ¿Soy caprichoso? ¿No ofrezco ayuda a quien lo necesita? ¿Soy aprovechado con las cosas de mi propiedad, no dejo que otros las utilicen?
  • ¿Dije mentiras? ¿He dado culpa a mi prójimo sin razón? ¿He hablado mal de alguien sin que lo supiera?

Análisis de los 10 mandamientos de Dios

Cada institución o sociedad tiene necesidad de crear reglas, teniendo en cuenta la Iglesia Católica, los mandamientos son sus reglas. Los mandamientos consisten en 10 decretos  que fueron recibidos por Moisés por parte de Dios.

Se entregaron a los judíos hace más de 1000 años, previos a la aparición de Jesús. Los mandamientos católicos consisten en un lista de reglas éticas por las cuales los devotos de esta religión deben regirse para llevar su vida libre de pecado.

También se aplican al judaísmo, estos mandamientos son analizados mediante el examen de conciencia. De conciben como normas, las cuales mencionaremos a continuación:

  • Primer Mandamiento. Amar a Dios ante todo. Como el señor nos quiere infinitamente es nuestro trabajo amarlo ante cualquier otra cosa en el mundo.
  • Segundo Mandamiento. Un usar el nombre de Dios de forma vana: El nombre de nuestro señor debe ser honrado y todo lo que a él respecta debe ser respetado.
  • Tercer Mandamiento. Las fiestas deben ser santificadas: esto quiere decir que debes asistir a la casa de Dios, es decir, a la iglesia. Debes hacerlo al menos un día a la semana, así como también en cuaresma y demás días festivos.
  • Santificarás las fiestas.
  • Cuarto Mandamiento. Debes dar honra tanto a tu padre como a tu madre: la comunión con Dios es sumamente necesaria y el respeto a los padres va acompañado de ello. Así que deberás obedecer las indicaciones que tus padres te dan así como brindarles tu ayuda.
  • Quinto Mandamiento: No matarás: no es correcto atentar contra la vida de un ser humano, por el contrario, preservar la vida es una de las tareas que nos ha dado nuestro señor.
  • Sexto Mandamiento: No deben cometerse actos no puros: la vida de un devoto debe basarse en la mantener puros los mandamientos de Dios, solo así podrás alcanzar la vida eterna y estar en la verdadera presencia de Dios.
  • Séptimo Mandamiento: No robarás: vivir en santidad también abarca no tomar aquello que no te pertenece. Si tomas algo que no te pertenece por voluntad propia estas cometiendo un robo.
  • Octavo Mandamiento: No darás falso testimonio ni mentirás: es de gran importancia ser siempre claro en lo que se obra. La mentira es un pecado ante la mirada del señor, el camino de la verdad es el único camino verdadero. La más mínima mentira que digas desatará la furia del señor sobre ti.
  • Noveno Mandamiento: No consentirás pensamientos ni deseos impuros: es de gran importancia mantener una conducta intachable. Para lograr esto se deben eliminar los pensamientos pecaminosos.
  • Décimo Mandamiento: No codiciarás los bienes ajenos: la codicia no permitirá serte un siervo de Dios, ser humilde siempre debe ser tu camino.

Pasos para la confesión de un niño              

El acto de confesarse puede resultar un momento de libertad para los infantes. Es aquí cuando se alejan de sus pecados y pueden entregarse puramente a Dios. A continuación recomendaremos una serie de pasos que pueden llevarse a cabo por niños al momento de realizar su confesión.

  • En principio, se debe rezar la oración del Espíritu Santo para recibir ayuda. Luego, se realiza el examen de consciencia el cual puedes visualizar en el apartado anterior. Una vez hecho el examen debes listar aquellos pecados que cometiste y deberás contar al cura.
  • Cuando seas recibido por el cura asegúrate de realizar la señal de la cruz. Y pronuncia las siguientes palabras:
  • Envía tu bendición, señor, porque he cometido pecado. La última vez que he confesado fue (menciona el tiempo pasado). Ahora te digo mis pecados.
  • Dile al nuestro señor, el cura lo representa, los pecado que has cometido. Esto debes hacerlo de la forma más honesta y sencilla posible. Se libre de contar las razones que te llevaron a cometer estos pecados.
  • Presta atención a los consejos que te dará el cura y a la penitencia que te impondrá.
  • Asegúrate de cumplir tu penitencia. Esta deberás hacerla asistiendo a la capilla en el momento que quieras. Cuando termines, debes dar las gracias a Dios.

Agradecemos que hayas consultado en nuestra web de qué se trata el Examen de conciencia para niños en la confesión.


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web:

Salmo 91

Salmo 91

La oración del Salmo 91 constituye un poderoso versículo de la Biblia, la Palabra de Dios menciona los grandes horrores…